Deducción por maternidad y guardería

Tienen derecho a la aplicación de la deducción estatal por maternidad, las mujeres con hijos menores de 3 años que realicen una actividad por cuenta propia o ajena, o los padres en los supuestos de fallecimiento de la madre o cuando la guarda y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre o tutor. En los casos de adopción o acogimiento, se practica la deducción los tres años siguientes a la fecha de inscripción en el Registro Civil, con independencia de la edad del menor.

Consiste en una deducción de 1.200 € al año, computándose desde el mes del nacimiento o la adopción hasta el mes anterior al transcurso de los tres años.

Se aplica también durante el período de baja por maternidad, pero no en situación de desempleo, excedencia o baja por enfermedad.

La deducción se calcula proporcionalmente al número de meses en que se cumplan los requisitos, y teniendo como límite las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo con posterioridad al nacimiento, adopción, delegación de guarda para la convivencia preadoptiva o acogimiento.

Los requisitos son: tener derecho al mínimo por descendientes, alta en SS o Mutualidad y actividad por cuenta propia o ajena. Se debe haber estado cotizando mínimo 15 días en cada mes. Teniendo contrato a tiempo parcial, es necesario que este sea de, al menos, el 50% de la jornada ordinaria en la empresa y en situación de alta durante todo el mes. Para el Régimen Especial Agrario este requisito se establece en 10 jornadas.

Cada mes que se cumplan los requisitos, se podrá recibir 100€. Es decir, son 1.200€ anuales de deducción. Se puede optar por no esperar a la declaración anual de la renta y solicitar el abono de forma anticipada (mes a mes) del importe de la deducción prevista.

 

Además de la deducción por maternidad de 1.200€ (año), se puede incrementar la deducción hasta en 1.000€ adicionales cuando se hubieran satisfecho gastos (no subvencionados, desembolsados efectivamente) de custodia de hijos menores de 3 años en guarderías o centros de educación infantil. Es decir, se puede incrementar la cuantía en 83,33 € adicionales por cada mes.

Para el cómputo del número de meses para el cálculo del importe se tienen en cuenta las siguientes reglas:

– La determinación de los hijos se realiza de acuerdo a su situación el último día de cada mes.

– El requisito de alta en la SS o Mutualidad, se entiende cumplido cuando se produzca en cualquier día del mes.

Para el incremento, se consideran exclusivamente meses en los que los gastos abonados se efectúen por mes completo, es decir, contratados por completo, aun cuando parte de los mismos tengan el carácter de no lectivos (lo que ocurre en septiembre o diciembre, por ejemplo).

Y, hay que tener en cuenta que, si por ejemplo el hijo menor cumple los 3 años en febrero, este incremento previsto se puede aplicar durante el mismo período impositivo hasta el mes anterior a aquél en que pueda comenzar el segundo ciclo de educación infantil, es decir, hasta agosto.

Los requisitos son: que hayan sido gastos por meses completos y que no hayan sido pagados a través de “cheques o tarjetas guardería” (que se considera renta del trabajo en especie porque lo reciben directamente de su empresa algunas trabajadoras, lo cual tendría otro tratamiento fiscal: estaría exenta).

Al igual que la deducción por maternidad, el cálculo es proporcional al número de meses en que se cumplan los requisitos, y, claro está, tiene como límite tanto las cotizaciones y cuotas a la Seguridad Social o Mutualidades de carácter alternativo devengadas en cada período impositivo, como, por otro lado, el importe total del gasto efectivo satisfecho a la guardería o centro educativo (sea o no por meses completos y teniendo en cuenta lo satisfecho por la madre con derecho al incremento como lo satisfecho por el otro progenitor, adoptante, tutor, o guardador con fines de adopción o acogedor. Es decir, si el dinero sale de la cuenta del padre, se puede desgravar igualmente por esas cantidades). Para el cálculo de estos límites se computan las citadas cantidades en importes íntegros, sin considerar bonificaciones que pudieran corresponder.

Los gastos de custodia se refieren a lo pagado por preinscripción y matrícula, asistencia en horario general y ampliado (ej. Aula matinal) y alimentación (comedor). Las guarderías, meses antes de que empiece el plazo de declaración de la renta, informan a Hacienda de los gastos de los menores que han estado inscritos en su centro, para que así la Administración pueda contrastar los datos, y después las familias tan solo deben rellenar las casillas en su declaración para que les sea descontado este gasto, y, es aconsejable guardar las facturas de los pagos hechos a las guarderías (es aconsejable, no es que haya que presentar nada más que la propia declaración en renta incluyendo las cantidades a las que se tiene derecho para que se les tenga en cuenta este incremento). Se puede solicitar a la guardería un certificado de la declaración que esta presenta en enero para comprobar las cuotas efectivamente satisfechas durante el año y contrastar con la información del borrador de la declaración de la renta (que puede no haber incluido la información, por diferentes motivos).

El incremento de 1.000 € se debe solicitar en la Declaración de la Renta.

Compartir vía...
English EN Français FR Español ES